domingo, 22 de marzo de 2009

PERTINENCIA PARA ENSEÑAR ASIGNTURAS CIENTÍFICAS (I)

Desde muy temprana edad nos inquieta saber por qué suceden los fenómenos naturales o por qué nuestro cuerpo reacciona de diferentes maneras en algunos momentos, entre otros acontecimientos que se presentan en nuestra vida cotidiana. De esta manera, surge la reflexión de cómo se esta abordando las ciencias en el currículo educativo.

Las Ciencias son una exigencia del currículo, pero más que estar plasmado como una asignatura deberíamos preocuparnos en; ¿Qué papel debe asumir los educadores? Y ¿Cómo motivar la pasión por la ciencia?, son algunas de las preguntas claves para empezar. Es importante recordar que la investigación científica surge a partir de la búsqueda de soluciones para encontrar la verdad, ¿Cómo empezar en el aula de clase?, sencillamente a partir de los propios interrogantes de los (as) estudiantes se va potenciando el aprendizaje significativo que conlleva a investigar, de esta manera, potenciando la vivencia de como es el trabajo real de un científico, ejercitando a la observación, indagación, uso del lápiz y papel, interacción tecnológica, recolección de la información, formulación de hipótesis, a través de la construcción de mini-proyectos, que conlleve, al trabajo colaborativo en un espacio real para generar la resolución de problemas y encontrar la respuesta.

Las unidades temáticas deben ser entregadas por el (la) educador (a), siendo analizadas y determinadas con anterioridad, con algunos ejemplos de formulación de problemas y sitios bibliográficos para que los estudiantes indaguen, a partir de esta lectura previa, formulen sus problemas y empiece el proceso para hallar la solución. Es un proceso que el (la) educador (a) va orientando y retroalimentando con teoría e historia científica para guiar el proceso que lleva cada grupo de estudiantes en la búsqueda de una solución, este trabajo a la vez permite favorecer la inteligencia emocional desde el espacio de compartir las ideas y mediar las diferencias para el logro de un objetivo.

El papel de los educadores es primordial para enseñar que el conocimiento científico es alcanzable y no es cuestión de sabios, solo es tener en cuenta la claridad de los procesos de enseñanza y aprendizaje para motivar este conocimiento desde temprana edad, por lo tanto debemos cuestionar ¿Cómo aprende ciencia los estudiantes?, ¿Qué procesos de pensamiento elabora los estudiantes para aprender ciencias? Y ¿Qué aspectos los motiva para aprender ciencias?, en cuanto a nuestra labor docente ¿Por qué es pertinente enseñar ciencias?, ¿Qué debe primar al enseñar en ciencia?, ¿Qué y Cómo se esta enseñando ciencia?, ¿De qué manera somos facilitadores? y ¿Qué es lo que prima en el momento de evaluar?.
Debemos aprovechar la valiosa época y el tiempo de nuestros estudiantes, que llegan desde temprana edad, cautivados y con interrogantes cuando pisan por primera vez la escuela y en aquellos que aún estan interesados por aprender en la universidades, ¿Cómo seguir motivando y cautivando sin perder la contempación, el amor y la admiración por lo simple y complejo que es la naturaleza?.

No hay comentarios:

FRAGILIDAD HUMANA ANTE LA REALIDAD LÍQUIDA

En una época de constante información, donde no hay fronteras, no hay límites de tiempo y espacio para recrear, construir con otros es un id...