lunes, 29 de diciembre de 2008

ÉTICA Y LAS TICs (II)

Las Tecnologías de la Información y Comunicación, en los últimos años han sido cuestionadas por los cambios de valores que se observa en la generación actual, de una sociedad que ha depositado confianza, en gran parte, en dejar a sus hijos en sus manos en los tiempos libres, sin ningún control o enseñanza, especialmente, perdiendo el espacio de acompañamiento para la interpretación de toda la información que le bombardea actualmente a los niños (as) y adolescentes. Recuerdo, algunas palabras de Kant “Tan solo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El hombre no es más que lo que la educación hace de él.", muy cierto, gran parte de esta realidad esta en la responsabilidad del entorno familiar.

La ética, una palabra que encierra mucho dentro del actuar en una sociedad, pero que se convierte en un tema trillado y poco exigente en el momento de evaluar su reflejo en el diario vivir. Cómo enseñar este valor profundo, cómo estimular las habilidades críticas y analíticas para su interpretación y uso, que sea transformada para el beneficio de todos de manera pertinente, en una generación que ha crecido en medio de la tecnología; “La generación Google”, término popular que identifica a los jóvenes nacidos desde 1993, que han crecido en un mundo dominado por Internet.

Algunas investigaciones realizadas, como la elaborada por JISC y la Biblioteca Británica que contrataron la realización del estudio “Information behaviour of the researcher of the future”. Dieron a conocer, como uno de los hallazgos más relevantes de éste, la falta de habilidades críticas y analíticas que impiden a los jóvenes juzgar la relevancia y la confiabilidad de lo que encuentran en Internet.
Educar para la ética, es uno de los desafíos de la educación actual a nivel mundial, una ética que debe consistir en el respeto humano, interiorizada como una convicción y no como una obligación o interés. Retomo a Edgar Morin, menciona que “Se debe enseñar desde una ética propiamente humana, es decir una atropo-ética, debe considerarse como una ética del bucle de los tres términos; Individuo - sociedad - especie, de donde surgen nuestra conciencia y nuestro espíritu propiamente humano, es la base para enseñar la ética”.


Aprendizaje que no debe estar aislada el uso de las TICs, por lo contrario, desde este espacio cotidiano dar apertura a una postura crítica y atropo-ética en todos los subsectores de enseñanza y aprendizaje. Por lo tanto, es importante que los educadores y padres de familia pierdan el temor al uso de las TICs y que sea un objetivo para el siguiente año, pues contamos con una generación que exige nuevos ambientes educativos para los procesos de aprendizaje.

No hay comentarios:

FRAGILIDAD HUMANA ANTE LA REALIDAD LÍQUIDA

En una época de constante información, donde no hay fronteras, no hay límites de tiempo y espacio para recrear, construir con otros es un id...