sábado, 27 de diciembre de 2008

ESTRATEGIAS PARA EL TRABAJO CON LAS TIC

Tenemos toda una serie de información para interactuar con las TIC en el aula de clase, pero el papel de los Educadores, Psicopedagogos, Orientadores y Padres de familia, va mas allá, no es simplemente el de generar conceptos y valores sino de saber orientar y mediar el proceso del aprendizaje, especialmente, estimular el Pensamiento Crítico en los estudiantes.

Para estimular el Pensamiento Crítico en los estudiantes a través de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación), existen diferentes estrategias, pero voy a centrarme en “el Trabajo Colaborativo (TC)”, como una de las más efectivas, no solo para trabajar con los estudiantes sino entre los educadores y demás actores del proceso educativo.

El Trabajo Colaborativo, surge como una necesidad para el desarrollo de proyectos de aula, donde requiere del trabajo de más de una persona y de interrelacionar varias disciplinas o saberes para el desarrollo concreto y motivante de un aprendizaje, además las TIC promueven adecuadamente este trabajo y generan ambientes dinámicos que estimulan el desarrollo integral y las múltiples capacidades de los estudiantes. Según, López y López (2003), menciona que las TIC ofrecen posibilidades que pueden ayudar a la enseñanza basada en el aprendizaje centrado en el alumno, apostando a un aprendizaje flexible, abierto y activo. El docente ya no es un instructor que debe transmitir directamente los conocimientos, su principal cometido en este nuevo medio, es la de ser un guía del conocimiento, que genere una correcta activación del proceso intelectual, cognoscitivo y motivacional del estudiante. Por lo tanto, los profesores deben ser capaces de “enseñar a aprender”, que conlleve a “aprender con el otro”, a direccionar y dar respuesta a una sola idea en conjunto, cómo unificar la resolución de problemas, para argumentar respuestas asertivas a la situación planteada dentro o fuera del aula de clase, además genera principalmente el aprendizaje de la responsabilidad y mediación, esto, trae consigo una renovación de roles entre el papel de los educadores y de los estudiantes, estimulando un mayor compromiso para enseñar y para aprender, para ello hay que recrear ambientes que estimulen a compartir en la resolución de problemas.

Según, Salomón G (1992), la colaboración solamente podrá ser efectiva si hay una interdependencia genuina entre los estudiantes que están colaborando. Describiendo: La necesidad de compartir información, llevando a entender conceptos y obtener conclusiones, la necesidad de dividir el trabajo en roles complementarios y la necesidad de compartir el conocimiento en términos explícitos.

No hay comentarios:

FRAGILIDAD HUMANA ANTE LA REALIDAD LÍQUIDA

En una época de constante información, donde no hay fronteras, no hay límites de tiempo y espacio para recrear, construir con otros es un id...